Sebastián Castella

You Are Viewing

A Blog Post

FIRMEZA DE CASTELLA EN VALENCIA

Sebastian Castella Valencia 2018 © Laure Crespy

Foto: © Laure Crespy

Sebastián Castella cuajó una tarde de firmeza en la Feria de Fallas de Valencia 2018. El francés pudo haber cortado una oreja, pero el palco desatendió la petición de trofeo tras la faena a su segundo de Núñez del Cuvillo.

El primero de Castella fue un toro que acusó falta de fuerzas desde los primeros tercios. Juan Melgar midió el castigo en varas, y Chacón, tras el quite de Castella por chicuelinas, administró los lances con suavidad y acierto en la lidia, pero el de Cuvillo se agotó en la segunda tanda.

Comenzó la faena por estatuarios, ajustados los terrenos, firme la figura; la primera tanda en redondo dejó claro que el toro no tenía recorrido por ese pitón. El de Béziers se echó la muleta a la izquierda, y, si bien el de Cuvillo se desplazaba mejor, no terminaba de entregarse, circunstancia a la que se sumó la molestia del viento. Faena técnica y solvente de Castella, rematada de pinchazo y estocada.

Castella firmó ante el cuarto una faena de magisterio, en la que cuajó a un toro de Cuvillo noble pero que terminó rajándose. Lo sacó a los medios con ayudados por alto, alargando el viaje del toro. Por el pitón derecho, base de la faena, dejó muletazos de buen trazo, templados y de mano baja. Con mucho empaque emergieron los naturales en la serie que Castella dejó por el pitón izquierdo.

El toro terminó rajándose después de que Castella aprovechase cada una de sus embestidas, ligando los muletazos sin quitarle la muleta de la cara, para luego dejar una estocada entera de perfecta ejecución. El público pidió la oreja como premio para la actuación del de Béziers, pero el público no atendió la petición.

 

Reseña

Plaza de toros de Valencia, viernes 16 de marzo de 2018. Lleno de “No hay billetes”.

Toros de Núñez del Cuvillo.

Sebastián Castella, palmas tras aviso y fuerte ovación con saludos en los medios tras petición.

José María Manzanares, oreja y ovación con saludos tras aviso.

Roca Rey, dos orejas tras aviso y silencio.

 

Galería fotográfica (Laure Crespy)