Sebastián Castella

You Are Viewing

A Blog Post

UN CASTELLA ENTREGADO SE TOPA CONTRA UNA MALA CORRIDA DE CUVILLO EN VALENCIA

MAD_8751

Floja y vacía, la corrida de Núñez del Cuvillo en el Día del Patrón de Valencia no dio ninguna opción de triunfo a Sebastián Castella. El francés pechó en primer lugar con un ejemplar sin fuerzas ni casta ante el que era imposible intentar el lucimiento. Con el segundo puso la transmisión que le faltó al Cuvillo y pudo haber cortado una oreja de no haber fallado con los aceros.

Valencia, 19 de marzo. Feria de Fallas. Más de tres cuartos de entrada.

Toros de Núñez del Cuvillo.

Enrique Ponce, ovación con saludos y oreja tras aviso.

Sebastián Castella, silencio y palmas tras aviso.

David Mora, vuelta al ruedo y palmas.

 

La prensa ha dicho…

ABC

El segundo toro embiste con calidad pero pierde las manos. En el tercer muletazo de cada serie, se para, no puede más. Castella lo intenta sin éxito. Mata con facilidad. El quinto es un bonito jabonero que también se cae, después de clavar los pitones en la arena, pero «se deja» (¡horrible expresión actual!). Fiel a su estilo, Castella insiste, encadena muletazos templados hasta que el toro se para; recurre al arrimón. Emborrona la faena con la espada.

Andrés Amorós

http://www.abc.es/cultura/toros/abci-enrique-ponce-inventor-toros-201603192128_noticia.html

 

APLAUSOS

Un quite por caleserinas a punto de arrancar el tercio de banderillas fue lo más reseñable del segundo capítulo del festejo. Arrancó por alto la labor de Castella pero el toro, que había mostrado buena condición en los primeros tercios, se vino muy pronto abajo mostrando una alarmante falta de raza. Imposible que pudiera haber lucimiento en la labor del de Beziers, que mató de estocada y fue silenciado.

Recibió con variedad capotera al jabonero quinto, con el que inició su labor muletera con cambiados por la espalda. Fue otro toro con posibilidades, aunque a menos en su juego. Castella trató de hacer el toreo primero y, cuando el de Cuvillo comenzó a acortar el recorrido, pisó los terrenos del toro para poner la emoción que le faltaba al conjunto. Hubo firmeza y autoridad. Por encima del animal el francés. Manoletinas para acabar, dejándose llegar mucho los pitones. Pinchó y perdió premio.

http://www.aplausos.es/noticia/33692/noticias/ponce-unica-oreja-con-decepcionantes-cuvillos.html

 

BURLADERO

Fue larga su labor al que salió en quinto lugar, un astado noble y colaborador frente al que el torero francés llevó a cabo una faena intermitente que inició con sus personales cambiados por la espalda. Llegaron a continuación los mejores pasajes de su actuación, llevando a su antagonista cosido a la franela en un par de series ligadas con exquisito temple.

Carlos Bueno

http://www.burladero.tv/frontend/burladero/Las-Buenas-Intenciones-No-Fueron-Suficientes-vn56486-vst35

 

CULTORO

A las doce de esta noche

Javier Fernández-Caballero

http://www.cultoro.com/ferias/fallas-2016/2016/3/19/doce-esta-noche-16097.html

 

EL MUNDO

Ni Ponce maquilla un tostón

Zabala de la Serna

http://www.elmundo.es/cultura/2016/03/19/56eda07b22601d9a328b45d0.html

 

EL PAÍS

Castella abrió faena con dos cambiados por la espalda y luego todo fue correcto, pero carente de emoción. Si le sometía, el torillo claudicaba, por lo que el torero optó por torear a media altura.

Vicente Sobrino

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/03/20/actualidad/1458454032_629924.html

 

LA RAZÓN

Tan justito de fuerzas estuvo el segundo que apenas tuvo para mantenerse en pie mientras duró su lidia. Castella toreó luego estático y voluntarioso pero la pobre condición del cansino y claudicante animal propició pronto el punto final. El quinto bis, cogido con alfileres, aguantó una faena arquetípica de Castella –pases cambiados por la espalda, toreo en redondo y progresiva reducción de la distancia hasta terminar metido entre los pitones– premiada con aplausos al tardar el matar.

Paco Delgado

MARCA
Una comedia para el día grande
Carlos Ilián
MUNDOTORO
El quinto fue un precioso jabonero que se sostuvo más que sus hermanos y que tuvo nobleza. Castella comenzó la faena con emoción con pases cambiados por la espalda en un trasteo bien cimentado que acabó entre los pitones antes de las manoletinas finales. Su fallo con la espada le privó de haber paseado premio. Estrecho de sienes y tocado de pitones, el segundo blandeó en los primeros tercios. Después del estoico inicio de faena de Castella, muy autoritario, el toro se afligió. Trató de espaciar los muletazos y de no atosigarlo el francés, pero el animal no respondió.
Maribel Pérez